WeCreativez WhatsApp Support
Abogados disponibles
Hola, ¿En que podemos ayudarte?

ACTUALIZACIÓN DE INTERESES DEL INFONAVIT ES INCONSTITUCIONAL.

Fiducia-Inmobiliaria-770x430

El artículo 44 de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, impugnado, el vigente al momento en que se celebró el contrato de crédito del quejoso, establece:

 

ARTICULO 44.- El saldo de los créditos otorgados a los trabajadores a que se refiere la fracción I del artículo 42, se revisará cada vez que se modifiquen los salarios mínimos, incrementándose en la misma proporción en que aumente el salario mínimo general que rija en el Distrito Federal. 

Asimismo, los créditos citados devengarán intereses sobre el saldo ajustado de los mismos, a la tasa que determine el Consejo de Administración. Dicha tasa no será menor del cuatro por ciento anual sobre saldos insolutos.

Los créditos se otorgarán a un plazo no mayor de 30 años.”

 

Conforme a esa disposición, el saldo de los créditos se revisará cada vez que se modifiquen los salarios mínimos y se incrementará en la misma proporción en que aumente el salario mínimo general en el Distrito Federal. Asimismo, se prevé el cobro de intereses a una tasa mínima de 4% anual sobre saldos insolutos, es decir, sobre el importe de los saldos que se actualizan conforme a los incrementos al salario mínimo. Finalmente, se prevé como tope temporal de pago del crédito, el de treinta años.

 

La SCJN consideró que este precepto se aparta de los fines que motivaron la reforma al artículo 123 constitucional, apartado A, fracción XII, pues al incrementarse el saldo de los créditos, independientemente del monto o porcentaje del aumento, se pierde el objetivo de otorgar un crédito barato, pues dicho saldo, entendido como el monto de la suma prestada al trabajador como capital, se puede volver impagable al aumentar en forma acumulativa y que puede llegar a ser desproporcionada a las posibilidades de los trabajadores, en lugar de ir disminuyendo conforme se van haciendo amortizaciones a dicho capital, que es la forma en que se debe ir pagando este tipo de créditos, además de que puede conducir a que el crédito exceda el valor de la vivienda adquirida; máxime que se trata de créditos de interés social, en los que el Infonavit no persigue utilidad alguna.

 

En efecto, la finalidad del precepto constitucional citado, es que los trabajadores puedan adquirir una vivienda cómoda e higiénica y para esto, el Fondo de la  Vivienda les podrá otorgar un crédito que no represente una carga excesiva, sino que sea barato a ese propósito, a diferencia de un crédito otorgado por una institución de crédito, que persigue una ganancia lícita al dar estos financiamientos, para lo cual se vale principalmente de los intereses, con los cuales, la institución financiera se asegura de preservar el valor adquisitivo del dinero, así como de obtener una ganancia, que es el objeto de este tipo de negocios.

 

Por esto, el hecho de que el artículo 44 de la Ley del instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores permita que el Infonavit cobre intereses sobre saldos insolutos y también actualice el saldo de los créditos, se aparta del objetivo establecido en la fracción XII del artículo 123, apartado A, de la Constitución, ya que lejos de hacer el crédito barato, en el sentido que se ha precisado, lo puede hacer sumamente oneroso, puesto que establece un sistema por el cual el saldo puede no disminuir dada la capacidad de pago del trabajador, sino al contrario, se incrementa haciendo que no se pueda liquidar antes de que transcurra todo el plazo que se establezca para el pago.

 

Esto es, el precitado artículo 44, permite no sólo que se cobren intereses, sino que también permite que se incremente el saldo y, con esto, el monto de los intereses, ya que éstos van en función al saldo insoluto, es decir, del que no se ha pagado. Con esto se establece un doble mecanismo que conduce a que el crédito crezca más allá de la capacidad de pago del trabajador, de suerte que se obtienen mayores recursos a costa del trabajador, lo cual va en contra de la naturaleza propia de este tipo de créditos, que son de interés social.

 

Además, el sistema establecido en el precepto deja de considerar que, al aumentar el saldo del crédito o capital prestado, puede suceder que éste rebase el valor de la propia vivienda, ya que al irse incrementando el capital del préstamo, puede llegar el momento en que éste rebase el valor real del inmueble que se adquirió con ese crédito, máxime que se trata, en la mayoría de los casos, de viviendas de interés social cuyo valor es bajo, normalmente acorde al monto del crédito originalmente otorgado, por lo cual, si el saldo de este último aumenta, esto significa que el adeudo se hace cada vez mayor, con la consecuencia de que también aumente el monto de los intereses, ya que éstos van en función del saldo insoluto aunque el porcentaje siga siendo el mismo, con lo que, al final, puede suceder que el monto del crédito insoluto sea mayor que el valor de la vivienda.

 

Por ello, en términos prácticos, conforme dicha disposición, resulta un crédito que está sujeto a dos tasas de interés, cada una de naturaleza distinta, es decir, la tasa fija cobrada por el Infonavit, que es similar al esquema de la banca en un crédito con una tasa de interés simple; y por su parte, el mecanismo de actualización del saldo según los incrementos al salario mínimo, se comporta en la práctica como un interés compuesto en contextos durante los cuales en un largo periodo se abona muy poco o no se abona nada a capital,  es decir, lo que está haciendo en realidad es capitalizar los intereses y además a una tasa incierta.

 

En ese sentido, al estar presentes dos tipos de interés, el monto adeudado crece sin duda alguna mucho más que en un interés bancario clásico; de hecho, dadas las particularidades de este tipo de crédito en la práctica es como si cada año o cada vez que aumente el salario mínimo, se está ante una nueva hipoteca, con nuevas condiciones, pues cambia el capital a amortizar, así como también el pago mensual.

 

Así, es precisamente dicho mecanismo el que puede hacer impagable, y de hecho incalculable a priori el valor del crédito, pues es imposible conocer cuál será el aumento al salario mínimo durante los siguientes treinta años, ni cuándo será más alto el aumento.

 

Resulta entonces que, el mecanismo establecido en el citado artículo 44 de la Ley del INFONAVIT, dependiendo de las condiciones particulares del trabajador y las macroeconómicas del país, puede convertirse no solo en un crédito más caro que el de las instituciones financieras, sino ser aún más gravoso al punto de superar la capacidad de pago del trabajador, y aunque se establezca un tope temporal de pago a treinta años, o un tope al porcentaje de salario del trabajador, lo que éste termine pagando rebase el valor real del inmueble y no lo pueda recuperar, ante esa posibilidad, debe estimarse que el mecanismo previsto en el artículo 44 impugnado no se ajusta al mandato constitucional de prever créditos baratos a favor de los trabajadores para la adquisición de sus viviendas.

 

Si se encuentra en una situación similar, acérquese a los especialistas de Bufete Jurídico Advocatius, donde siempre habrá un especialista en las diversas áreas del derecho, buscando siempre que usted pague lo que conforme a derecho corresponde.

 

FJAG.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Port Relacionados

% Comentarios (4)

SOBRE EL ARTICULO: ACTUALIZACION DE INTERESES DEL INFONAVIT ES INCONSTITUCIONAL, LEI EL CONTENIDO REFLEJANDOME EEXACTAMEN EN ESA SITUACION, QUISIERA ASERORIA PUES YA NO PUEDO MAS CON EL INFONAVIT!!!

Buenas tardes Jaime Barajas Romeo, efectivamente los intereses sobre intereses que actualmente cobra el INFONAVIT así como la actualización de intereses conforme al aumento al salario mínimo resulta inconstitucional, y con el aumento que pretende el Gobierno Federal al salario mínimo (de 90 a 200 pesos) los intereses se inflaran a más del doble.. ahora bien, es importante decirte que cada asunto es único y especial, y se debe revisar a fondo los documentos y clausulado del contrato de crédito con garantía hipotecaría, si te interesa una asesoría detallada, ponte en contacto con nosotros al número 33-14-33-01-13 ya sea vía llamada, mensaje de texto o mensaje de whatsapp.

Guadalupe Nila Castellanos

Hola mi nombre es Guadalupe nila estoy en la misma situacion de intereses sobre intereses
llevo pagando 11 años y mi deuda esta por arriba de lo inicial
soy de mexico
quien me puede asesorar en esta ciudad

Buenas tardes Guadalupe Nila, comunícate con nosotros al número 3314330113 ya sea por llamada de Voz, mensaje de Texto e inclusive Whatsapp para ponernos de acuerdo para asesorarte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡Este contenido no puede ser copiado!