WeCreativez WhatsApp Support
Abogados disponibles
Hola, ¿En que podemos ayudarte?

Custodia de los hijos menores de edad

custodia-de-los-hijos-menores-de-edad

Cuando una pareja se separa los hijos son los principales perjudicados, especialmente porque su estructura familiar cambia. Si ambos progenitores llegan a acuerdos de forma pacífica y temprana, pudiendo celebrar algún convenio ante entidades como el DIF o ante instancias de medios alternos de solución de conflictos, con lo que los niños sufrirán muchísimo menos.

Cuando no hay acuerdo deben intervenir los abogados y, en última instancia, los jueces.

En toda decisión sobre Custodia de los hijos, se debe atender a las disposiciones de nuestra Constitución Federal, leyes de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en el Estado respectivo, así como convenciones internacionales de la sobre Derechos del Niño.

Con las reformas a los Códigos Civiles en la mayoría de los estados, es posible que el caso en el que los progenitores hayan sido condenados por violencia de género y/o doméstica en supuestos tales como insultar, puedan perder la custodia y quitar las visitas, puesto que sería «perjudicial para los intereses del menor ya que podrían terminar en manos de los servicios sociales si ambos progenitores resultaran condenados penalmente por agredirse mutuamente de forma oral o con un empujón, aunque, excepcionalmente el juez podrá aplicar su criterio según la peligrosidad del progenitor».

Cuando sólo uno de los que ejercen la patria potestad deba hacerse cargo provisional o definitivamente de la guarda y custodia de un menor, se aplicarán las siguientes disposiciones:

I. Los que ejerzan la patria potestad convendrán quién de ellos se hará cargo de la guarda y custodia del menor.

II. Si no llegan a ningún acuerdo: a) Los menores de diez años quedarán al cuidado de la madre, salvo que sea perjudicial para el menor (Jurisprudencia Constitucional, Civil, registro 2006790).

En el caso que los parientes de los menores pretenden ejercer, a través de la vía judicial, el derecho de convivencia, el interés que debe privilegiarse es el de éstos, sobre la base de que se aseguren su desarrollo y dignidad, y esto último es lo que justifica el dictado de las medidas judiciales que correspondan para que su goce no sea ilusorio, insuficiente o ineficaz cuando se llegue a decidir la cuestión sustantiva en sentencia definitiva. Por tal motivo, si el órgano jurisdiccional competente llega a determinar en un juicio, que debe existir una convivencia entre los abuelos y los menores, esa decisión se encuentra justificada en atención al derecho de éstos a crecer en un entorno de afecto junto a su familia, debiéndose asegurar su goce efectivo.

Por otra parte, conforme los artículos 5 y 8 de la Convención sobre los Derechos del Niño (de la que México es parte) se prevé la existencia de la familia ampliada y en ella debe comprenderse al padre, la madre, los hermanos, los abuelos, etcétera, y se establece que los menores tienen derecho a tener relaciones familiares con ellos.

Igualmente, la Jurisprudencia marca que cuando ambos padres demanden la Custodia y la Convivencia, en juicio distintos, deberá resolver un sólo juez para evitar sentencias contradictorias en perjuicio de los hijos.

En caso de que la Custodia se ventile mediante Divorcio, también se deberán establecer los montos de los alimentos a los que serán acreedores los hijos con respecto de aquel padre que no termine por detentar la custodia de los mismos.

En todos los casos de custodia de menores de edad se le deben practicar pruebas periciales en psicología a los padres del menor y a los adultos que convivirán con él, con lo que el juez habrá de valorar las especiales circunstancias que concurran en cada progenitor y determinar cuál es el ambiente más propicio para el desarrollo integral de la personalidad del menor.

La Suprema Corte, igualmente ha establecido que, pasado cierto periodo de tiempo, se opera un progresivo proceso de individuación del niño a través de la necesaria e insustituible presencia de ambos progenitores. El menor necesita tanto de su madre como de su padre, aunque de modo diferente, en función de la edad; ambos progenitores deben hacer posible y propiciar la presencia efectiva de esas funciones simbólicas en el proceso de maduración personal de los hijos

CUSTODIA COMPARTIDA:

La custodia compartida es la situación legal mediante la cual, en caso de separación o divorcio, ambos progenitores ejercen la custodia legal de sus hijos menores de edad, en igualdad de condiciones y de derechos sobre los mismos. No se debe confundir la custodia legal con la patria potestad, que se asigna siempre a los padres en las sentencias de divorcio y de medidas paterno filiales, al tratarse de los derechos y deberes de los padres respecto a la educación, cuidados y protección integral de los hijos.

FJAG.

Port Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡Este contenido no puede ser copiado!