WeCreativez WhatsApp Support
Abogados disponibles
Hola, ¿En que podemos ayudarte?

COMO DESALOJAR UN INQUILINO MOROSO O INDESEABLE.

ejecucion-hipotecaria

Primero debemos entender que el ARRENDAMIENTO conforme a las leyes civiles, es aquél contrato por virtud del cual, las dos partes contratantes se obligan recíprocamente; una de ellas, denominada arrendador, a permitir el uso o goce temporal de un bien; y la otra, llamada arrendatario, a pagar por ese uso o goce, un precio cierto, al cual se le denomina renta.

 

Es decir, el arrendador es el dueño del bien o quien tiene derecho de disponer de él, y el arrendatario, es la persona que lo renta para su uso durante un tiempo, y pagando por ello una renta, la mayoría de las veces de manera mensual. Para el caso que nos ocupa hablaremos del “Arrendamiento de bienes Inmuebles”.

 

El problema en estos casos es que en muchas ocasiones los “Arrendatarios”, no sólo incumplen con el pago de la renta pactada con el “Arrendador”, sino que, aunado a ello, no quieren desocupar la finca que habitan a sabiendas que la misma no es de su propiedad, y en otros tantos supuestos, estos deudores morosos buscan además el fraguar una estrategia para despojar de su propiedad al legal propietario.

 

Es en razón de lo anterior que en este artículo les explicare que hacer en los supuestos en que un inquilino (arrendatario) deja de cubrir el pago de la “renta” conforme a lo contratado, y no esta dispuesto a desocupar de manera voluntaria la finca ajena, o peor aún, en los casos que no se firmó por las partes contrato de arrendamiento, dificultando el modo de demostrar la existencia del arrendamiento.

 

Pero entonces, ¿cómo hacer para sacar al arrendatario moroso o indeseable?, la única forma de sacar al arrendatario de la propiedad contra su voluntad es por medio de una resolución judicial.

 

Lo primero que debe tomar en cuenta es “siempre firmar un contrato de arrendamiento”, ya que, de lo contrario, no sólo deberá instaurar un proceso judicial para desalojar al inquilino, sino otro más sólo para poder demostrar que éste está ahí por un arrendamiento y no por otro tipo de circunstancia.

 

Ahora bien, si desea terminar la relación contractual con el arrendatario, para ello debe interponerse una demanda de término de contrato de arrendamiento por no pago de rentas, en la cual en su tramitación el arrendador demandante para ganar el juicio deberá acreditar su dominio (propiedad o derecho para disponer del inmueble), el vínculo con el arrendatario (contrato, ya sea escrito o verbal) y la posesión material del bien por parte del arrendatario. Acreditado esto, si el arrendatario no logra probar que realizó los pagos respectivos, será obligado a salir de la propiedad y a pagar las rentas adeudadas, bajo apercibimiento de lanzamiento con todos sus ocupantes y los embargos respectivos para el pago de las rentas que se haya demostrado se dejaron de cubrir.

 

Una de las ventajas del juicio en el cual se pide el desalojo de un arrendatario moroso, es que desde el acuerdo donde se admita la demandad, el Juez podrá ordenar al momento de notificársela por primera vez al demandado para que, en el acto de la diligencia, compruebe con los documentos respectivos, estar al corriente en el pago de las rentas, y si no lo estuviera, se le embargarán bienes bastantes para cubrir las rentas reclamadas.

 

Según lo que indica la ley, el dueño o arrendador de la propiedad puede llevar a juicio al arrendatario, después de un mes de incumplimiento en el pago de las rentas.

 

Entonces si se encuentra afectado por la “irresponsabilidad de un arrendatario moroso”, debe acudir con un buen abogado.

 

El consejo es no dar tiempo extra o adicional de gracia a los “Arrendatarios morosos” cuando se detectan incumplimientos o atrasos reiterados en los pagos y recurrir rápidamente a la justicia, puesto que si lo hace sus pérdidas pueden ser millonarias.

 

También se recomienda que previo al vencimiento del contrato de arrendamiento, si ya no es su deseo el renovarle al arrendatario, que se lo haga saber para que al momento justo de su vencimiento, éste desocupe la finca de su propiedad, ya que de lo contrario, el contrato puede volverse de tiempo  indeterminado, y tendría que hacer otros trámites adicionales, ya sean judiciales o extra judiciales, para hacerle saber al arrendatario su voluntad y deseo de que desocupe la finca arrendada, y eso, antes siquiera de poder demandar la desocupación del inmueble, lo cual le podría generarle costos adicionales.

 

FJAG.

Port Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡Este contenido no puede ser copiado!