WeCreativez WhatsApp Support
Abogados disponibles
Hola, ¿En que podemos ayudarte?

EL FIDEICOMISO Y SUS MODALIDADES.

fideicomisosperu_twitter

Un FIDEICOMISO es un contrato en virtud del cual una o más personas (FIDEICOMITENTE/s o fiduciante/s) transmiten bienes, cantidades de dinero o derechos, presentes o futuros, de su propiedad a otra persona (una persona física o persona jurídica, llamada FIDUCIARIA) para que esta administre o invierta los bienes en beneficio propio o en beneficio de un tercero (FIDEICOMISARIO/s o beneficiario/s), y se transmita, al cumplimiento de un plazo o condición, al fiduciante, al beneficiario o  fideicomisario.

 

Al momento de la creación del “Fideicomiso”, ninguna de las partes es propietaria del bien objeto de este. El fideicomiso es, por tanto, un contrato por el cual una persona destina ciertos bienes a un fin lícito determinado, encomendando la realización de ese fin a una institución fiduciaria en todas las empresas.

 

Usualmente los “Fideicomisos” se dan mediante la intervención de un banco o institución financiera debidamente autorizado por las autoridades federales (que en este caso es el fiduciario), al cual el “fideicomitente” entrega, uno o varios de sus bienes (incluyendo inversiones, acciones mercantiles o algunos otros derechos especiales que tenga), a fin de que el ente que funge como “Fiduciario” se haga cargo de ellos, los cuide y de acuerdo con lo estipulado en el contrato de fideicomiso, los entregue a la muerte de la persona que los entrego (Fideicomiso Testamentario), o al cumplimiento del fin del contrato, a la persona o personas que designo el fideicomitente, es decir al o los “Fideicomisario” (beneficiarios).

 

Durante el tiempo que se fije en ese contrato y mientras tanto los productos, utilidades, intereses o rentas de lo que se tenga en el fideicomiso, el ente financiero podrá reservarlos o a voluntad del “Fideicomitente”, invertirlos en la mejor inversión posible en el mercado. Lo que deje esa inversión y dichos productos, será repartido o entregado a la o las personas que previamente se designó como Beneficiario y en el tiempo y la forma o porcentajes que se determinaron.

 

Hay otros fideicomisos que también se pueden celebrar, siempre con un Fiduciario (banco o institución financiera debidamente autorizado por las autoridades federales), como son el de que aquellos productos o dinero que se entregan en fideicomiso para garantizar la educación de los hijos o mientras ellos no cumplan la mayoría de edad.

 

Un fideicomiso también puede servir para administrar todos aquellos recursos que se puedan tener o que deriven de los bienes que se tengan, con el fin de que el fiduciario maneje tu dinero y/o tus bienes en la mejor forma siguiendo las instrucciones del depositante (Fideicomitente); o bien que administren los recursos de alguna persona para garantizar el pago de una deuda (Fideicomiso en garantía).

 

También se pude dar el “Fideicomiso de sociedad” para asociarse con un tercero, sea persona física o una sociedad; un ejemplo de ello puede ser la asociación con una constructora o inmobiliaria a la que el fideicomitente le entrega un inmueble o cantidades de dinero a través del fiduciario, a fin de que éste permita a la constructora posesionarse de tu propiedad para construir un fraccionamiento, lotificar, urbanizar, construir un edificio, etc. Este tipo de fideicomiso se llama Fideicomiso en Administración y te permite, si eres dueño del terreno, garantizar que la constructora que lo va a fraccionar o construir cumpla lo acordado; en caso de incumplimiento el fiduciario garantizará la devolución de lo que le entregues. Al mismo tiempo garantiza a la constructora o fraccionadora que pueda disponer del inmueble y realizar las obras que deba realizar y, al término, poder disponer ambos, quien aporta el inmueble y quien lo recibe a través del fiduciario, de los lotes, casas o edificio que resulten.

 

En el caso de que lo que se aporte al fiduciario sean inmuebles o derechos reales, sobre ellos, deberán todas las partes -Fideicomitente, Fiduciario y el tercero con el que contratas- recurrir a un Notario Público para hacer constar ese contrato de fideicomiso e inscribirlo en el Registro Público de la Propiedad, con el fin de que haga efectos contra terceros.

 

Si lo que aportas es solo dinero, acciones mercantiles o algo similar, no necesitas recurrir a un notario.

 

 

FJAG.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Port Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡Este contenido no puede ser copiado!