WeCreativez WhatsApp Support
Abogados disponibles
Hola, ¿En que podemos ayudarte?

EL “HOME OFFICE”, YA ESTA REGULADO EN LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO.

chairsidetable

El día de hoy, 11 de enero del año 2021, se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), Decreto por medio del cual se reforma el artículo 311 y adiciona un capítulo (XII Bis) a la Ley Federal del Trabajo (LFT), titulado como “Teletrabajo” – Home Office -, mismo que adiciona los artículos 330-A al 330-K (11).

 

A seis meses de que la Ley Federal del Trabajo (LFT) tuviera una de sus más grandes transformaciones, adicionando la figura del “teletrabajo” con la modificación al artículo 311, aunque no teníamos del todo cierta su fecha de publicación, la actual reforma sirve para incorporar un capítulo que regula y promueve el referido teletrabajo, una modalidad de empleo que cada vez es más utilizada, a nivel mundial, y, por tanto, nuestro país, que lleva sujeto a un régimen de prácticamente 10 meses de confinamiento obligatorio.

 

Pero, ¿Qué implicaciones tienen las nuevas legislaciones en materia de “home office”?; Si bien, desde el dictamen del Congreso y ahora el Decreto Presidencial contemplan como obligaciones especiales para los patrones que utilicen la figura de “teletrabajo”, la cual está siendo utilizada por la mayoría de las empresas, nacionales y extranjeras con actividades en nuestro país, en porcentajes superiores a la mitad de sus plantillas, se obliga a los empleadores (patrones) entre otras cosas a:

 

I.     Proporcionar, instalar y encargarse del mantenimiento de los equipos necesarios para el teletrabajo como equipo de cómputo, sillas ergonómicas, impresoras, entre otros;

II.     Recibir oportunamente el trabajo y pagar los salarios en la forma y fechas estipuladas;

III.    Asumir los costos derivados del trabajo a través de la modalidad de teletrabajo, incluyendo, en su caso, el pago de servicios de telecomunicación y la parte proporcional de electricidad;

IV.   Llevar registro de los insumos entregados a las personas trabajadoras bajo la modalidad de teletrabajo, en cumplimiento a las disposiciones en materia de seguridad y salud en el trabajo establecidas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social;

V.    Implementar mecanismos que preserven la seguridad de la información y datos utilizados por las personas trabajadoras en la modalidad de teletrabajo;

VI.   Respetar el derecho a la desconexión de las personas trabajadoras en la modalidad de teletrabajo al término de la jornada laboral;

VII.   Inscribir a las personas trabajadoras en la modalidad de teletrabajo al régimen obligatorio de la seguridad social, y

VIII.  Establecer los mecanismos de capacitación y asesoría necesarios para garantizar la adaptación, aprendizaje y el uso adecuado de las tecnologías de la información de las personas trabajadoras en la modalidad de teletrabajo, con especial énfasis en aquellas que cambien de modalidad presencial a teletrabajo.

 

Los mecanismos, sistemas operativos y cualquier tecnología utilizada para supervisar el teletrabajo deberán ser proporcionales a su objetivo, garantizando el derecho a la intimidad de las personas trabajadoras bajo la modalidad de teletrabajo, y respetando el marco jurídico aplicable en materia de protección de datos personales.

 

Deja pendiente aclarar cómo se verificarán las condiciones especiales de seguridad y salud para los trabajos por “teletrabajo”, solo establece que serán establecidas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en una Norma Oficial Mexicana.

 

Cabe aclarar que el cambio en la modalidad de presencial a teletrabajo, deberá ser voluntario y establecido por escrito conforme al presente Capítulo, salvo casos de fuerza mayor debidamente acreditada, como podría ser la propia “pandemia”.

 

Pese a esta reforma, aún quedan aún muchas dudas en el aire, como ¿Cómo determinamos “una parte proporcional de gastos” ?, consideremos que, en épocas de pandemia, no solo el trabajador está en casa y no es el único que está haciendo uso de tecnologías que requieren electricidad y conexión a internet, sino también su familia y demás habitantes de la vivienda.

 

No obstante, aunque podría parecer que el denominado “home office” en su regulación actual, tiene demasiados vacíos legales, el “teletrabajo” ya es una realidad en la legislación mexicana y debemos comenzar a convivir con la figura, adoptando las obligaciones y haciendo valer los derechos que ya nos son aplicables.

 

Para una información más detallada, asesoría o solución de un conflicto legal relacionado con el tema descrito en la presente nota, comuníquense con nosotros a cualquiera de nuestros medios de contacto, ya sea llamada de voz, mensaje de texto, o WhatsApp al número 33-14-33-01-13 o por inbox en cualquiera de nuestras redes sociales (Facebook como “Bufete Jurídico Integral”, Twitter como “@AdvocatiusB.” e Instagram como “advocatius_bufete_juridico”, en todas nos pueden encontrar como “Bufete Jurídico Advocatius”), puesto que en Bufete Jurídico Advocatius siempre encontrará un equipo de profesionales que encontrarán la mejor solución a sus problemas legales.

 

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Escríbenos, respondemos de inmediato

     

     

    Port Relacionados

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.