WeCreativez WhatsApp Support
Abogados disponibles
Hola, ¿En que podemos ayudarte?

LA ADOPCIÓN.

Happy loving family. mother and child girl playing, kissing and hugging

La Adopción es el estado jurídico mediante el cual se confiere al adoptado la situación de hijo del o de los adoptantes y a éstos, los deberes y derechos inherentes a la relación paterno filial.

 

Existen dos clases de adopciones en México, la “Adopción Simple” y la “Adopción Plena”.

 

La Adopción Plena confiere al adoptado todos los efectos jurídicos, derechos y obligaciones que corresponden a la relación paterno filial consanguínea (el adoptado bajo la forma de adopción plena se equipara al hijo consanguíneo para todos los efectos legales). La adopción plena solamente se podrá dar entre parejas casadas entre sí.

 

En la Adopción Simple se transfiere la patria potestad, así como la custodia personal, y sólo origina vínculos jurídicos entre el adoptante y el adoptado.

 

Podrán ser adoptados:

I. Los menores de edad, en los siguientes casos:

a) Huérfanos de padre y madre;

b) Hijos de filiación desconocidos (que se desconozca quienes son sus padres);

c) Los declarados judicialmente abandonados;

d) Aquellos a cuyos padres o abuelos hayan sido sentenciados a la pérdida de la patria potestad; y

e) Aquellos cuyos padres o tutor o quienes ejerzan la patria potestad otorguen su consentimiento;

II. Los mayores de edad cuando sean incapaces; y

III. Los mayores de edad, si antes de serlo hubieran estado bajo el cuidado personal de los presuntos adoptantes y existieran entre ellos lazos afectivos de carácter filial.

 

Nadie puede ser adoptado por más de una persona, excepto tratándose de cónyuges o concubinos, y en cumplimiento a las leyes civiles y Familiares del Estado donde se lleve a cabo el trámite de la Adopción.

 

Para toda adopción de menores será necesario primero que se decrete a los adoptantes como “idóneos” por parte de la Procuraduría encargada de velar por los derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, dependiendo del lugar de residencia del menor.

 

En todas las adopciones se velará por el interés superior del adoptado, por lo cual los adoptantes además de contar con un ambiente sano para el desarrollo de la persona que se pretenda adoptar, también deberán contar con los medios suficientes para proveer debidamente la subsistencia de alimentos al adoptado, entendiéndose por alimentos los contemplados por el artículo 4 Constitucional, es decir, los gastos para alimentación, vestido, salud, esparcimiento, además de la educación de preescolar a media superior y para proporcionarle algún oficio, arte o profesión honestos y adecuados a sus capacidades, potencialidades y circunstancias personales. Para verificar lo anterior, existen dependencias de gobierno que realizarán durante el procedimiento de la adopción, estudios socioeconómicos a los adoptantes y a sus familiares.

 

La adopción deberá tramitarse ante el Juez de Primera Instancia en materia Civil o Familiar (dependiendo del Estado de que se trate y su legislación local) del lugar en que resida la persona que se pretende adoptar en los términos del Código de Procedimientos Civiles del Estado de que se trate.

 

Las personas que pretendan adoptar deberán acreditar los requisitos establecidos en la legislación general del Estado correspondiente, así como de la legislación estatal sobre los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, y el Código Civil, según se trate de adopción plena o simple, los cuales deberán de acompañarse desde su escrito inicial, y en la cual deberá establecerse cuando menos:

  • El nombre y edad de la persona en minoría de edad o incapaz que se pretende adoptar,
  • El nombre y domicilio de quienes ejerzan sobre él la patria potestad o la tutela y que otorgue su consentimiento, y, en su caso,
  • El de la persona o del organismo público o privado que lo tenga bajo su custodia.

 

El trámite judicial de Adopción no tiene demandados, es un trámite vía Jurisdicción Voluntaria de los adoptantes.

 

La adopción se consumará en el momento que cause ejecutoria la Sentencia que en definitiva se dicte en el procedimiento respectivo

 

La adopción tiene el carácter de confidencial. Se deberá garantizar la discreción de quien consiente en la adopción y de quien o quienes adoptan. No obstante, cuando fuere necesario, se comunicará a quien legalmente corresponda todo tipo de antecedentes del menor y sus progenitores si se conocieren, sin mencionar sus nombres ni otros datos que permitan su identificación. El adoptado tendrá para con la persona o personas que lo adopten, los mismos derechos y obligaciones que tiene un hijo.

 

LA ADOPCIÓN INTERNACIONAL.

 

Conforme lo dispuesto por el Código Civil Federal en sus artículos 410-E y 410-F, se da la adopción internacional cuando es promovida por ciudadanos de otro país, con residencia habitual fuera del territorio nacional; y tiene como objeto incorporar, en una familia, a un menor que no puede encontrar una familia en su propio país de origen. Esta adopción se regirá por los tratados internacionales suscritos y ratificados por el Estado Mexicano y, en lo conducente, por las disposiciones de dicho Código.

 

Las adopciones internacionales siempre serán plenas.

 

En igualdad de circunstancias, dentro del territorio nacional, en los casos de que tanto extranjeros como nacionales pretendan ejercitar la acción de adopción sobre una persona, se dará preferencia en la adopción a mexicanos sobre extranjeros.

 

 

FJAG.

Port Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡Este contenido no puede ser copiado!