WeCreativez WhatsApp Support
Abogados disponibles
Hola, ¿En que podemos ayudarte?

MULTAS DE PROFECO Y COMO IMPUGNARLAS.

0435b2735_normal_noticia

Conforme la Ley Federal de Protección al Consumidor, se denomina “CONSUMIDOR” a toda persona física o moral que adquiere, almacena, realiza o disfruta como destinatario final bienes, productos o servicios, y en contraposición denomina como “PROVEEDOR” a toda persona física o moral, que habitual o periódicamente ofrece, distribuye, vende, arrienda o concede el uso o disfrute de bienes, productos y servicios.

 

El “Proveedor” está obligada a informar y respetar los precios, tarifas, garantías, cantidades, calidades, medidas, intereses, cargos, términos, plazos, fechas, modalidades, reservaciones y demás condiciones conforme a las cuales se hubiera ofrecido, obligado o convenido con el consumidor la entrega del bien o prestación del servicio, además de exhibir de forma notoria y visible las características, especificaciones y el monto total a pagar por los bienes o servicios, y bajo ninguna circunstancia serán negados estos bienes o servicios a persona alguna.

 

En caso de que el “Proveedor” no cumpliese con lo anterior, el “Consumidor” podrá acudir por sí o por conducto de sus apoderados (abogados) ante la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) a instaurar la reclamación (queja) respectiva por el incumplimiento de la ley de la materia por parte del “Proveedor”.

 

Al admitirse dicha queja, el “Proveedor” deberá asistir a una audiencia conciliatoria, donde además deberá rendir un informe y un extracto del mismo, y si no cumple cualquiera de las tres cosas, por cada una podrá hacerse acreedor a multas que van desde los $244.36 pesos m.n. a $24,436.82 pesos m.n.

 

Aunado a lo anterior, la PROFECO tendrá la facultad de realizar inspecciones sin previo aviso en las instalaciones del “Proveedor” a efecto de verificar que en todo momento cumpla con la Ley, y en caso contrario, sancionar con multas, el aseguramiento de bienes o productos y colocación de sellos en los establecimientos que no cumplan con la norma.

 

Ahora bien, los proveedores de productos, bienes o servicios, en algún momento también pueden ser consumidores, puesto que las microempresas y microindustrias pueden acudir a PROFECO para cualquier reclamación contra sus proveedores.

 

Cabe recalcar que las multas de PROFECO son Créditos Fiscales que son cobrados por la Hacienda Pública, y por ende pueden ser impugnados, si se recurren antes de su ejecución.

 

Si usted o su negociación es materia de una multa u otro tipo de sanción por parte de la PROFECO, no dude en acudir a nuestra firma Legal, en Bufete Jurídico Advocatius contamos con las mejores alternativas y defensas para tu empresa o negocio.

 

FJAG.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Port Relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡Este contenido no puede ser copiado!