WeCreativez WhatsApp Support
Abogados disponibles
Hola, ¿En que podemos ayudarte?

Nosotros

VALORES.

Los abogados y Licenciados en Derecho de nuestra firma legal trabajan bajo los más altos estándares de ética profesional, siendo ésta, esencial     en el desarrollo de la profesión del abogado, lo cual queda en manifiesto, toda vez que la verdadera vocación de los integrantes de nuestro bufete jurídico es regirse en un espíritu de servicio a los demás y el deseo de contribuir a realizar la justicia, tomando como norma suprema de su conducta, no solo la ley, sino también la moral, las buenas costumbres y la justicia.

Nuestros colaboradores llevan como guía los principios del decálogo de “ética profesional”, mismos que se transcriben a continuación:

  1. EL ABOGADO SERVIDOR DE LA JUSTICIA A TRAVÉS DEL DERECHO. Utilizar el derecho al servicio de la justicia y luchar por ella utilizando como medio el derecho.
  2. PROBIDAD. El abogado debe ser un hombre bueno, íntegro, honrado y recto en su conciencia, es decir, tener probidad.
  3. NO EMPLEAR NUESTROS CONOCIMIENTOS SINO AL SERVICIO DE LAS CAUSAS JUSTAS. El abogado tiene libertad para aceptar o rechazar los asuntos en que se solicite su patrocinio, siempre acorde a sus convicciones.
  4. LEALTAD. El abogado tiene el deber de ser leal con su cliente; leal con los jueces y funcionarios ante los cuáles aboga; leal con sus colegas y con su contrincante.
  5. DESINTERÉS. Es lícito que el abogado gane su sustento con el ejercicio de su actividad profesional; pero ella no debe tener como fin esencial el lucro o el interés económico.
  6. LA VERACIDAD. El abogado debe buscar la verdad y proceder con veracidad.
  7. HACER EXPEDITA LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA. El abogado tiene como obligación, derivada del deber de luchar por la justicia, abstenerse de emplear formalidades o recursos puramente dilatorios que entorpezcan o prolonguen el procedimiento.
  8. EL ABOGADO DEBE SER FIRME. La fortaleza debe ser una virtud del abogado, debe ser firme, debe enfrentarse, muchas veces, a los abusos del poder, a las amenazas de daños en su persona, en su patrimonio, o en los miembros de su familia, pero deben resistir con firmeza.
  9. EL ABOGADO DEBE SER ESTUDIOSO. El derecho es el instrumento del abogado. Por ello está obligado a estudiarlo y conocerlo; a mantenerse al tanto continuamente de los cambios y modificaciones de las leyes; de la jurisprudencia y de los avances de la doctrina.
  10. DILIGENCIA Y TENACIDAD. El abogado debe ser tenaz y diligente en la defensa de los asuntos que se le confían.
  11. SECRETO PROFESIONAL. El abogado está obligado a guardar los secretos que conozca como consecuencia de su actividad profesional.
  12. HONOR Y DIGNIDAD PROFESIONAL. El deber de mantener el honor y la dignidad profesionales se liga claramente al de servir a la justicia, función principal del abogado. El abogado debe estar claramente consciente de la dignidad de la función que realiza y de las responsabilidades que ella implica.
  13. EL ABOGADO DEBE TENER UN PROFUNDO SENTIDO HUMANO. El abogado está obligado a adentrarse en la viva realidad de lo humano; a sopesar situaciones, antecedentes, motivaciones de una conducta y fines que se pretenden alcanzar. Debemos tratar de conocer y comprender.
  14. TRATO CON AUTORIDADES Y COLEGAS. Derivado de la actividad social del abogado, debe tener deberes de respeto, lealtad, confraternidad y decoro en las relaciones con funcionarios, la contraparte y con otros abogados.

VISIÓN.

 Nuestra firma legal busca en todo momento estar integrada por profesionistas que cuenten con un amplio perfil analítico y con una gran capacidad para lidiar con la incertidumbre. Entre las habilidades esenciales de nuestros abogados, podemos destacar la capacidad para negociar con eficacia, la persuasión, poseer una gran capacidad para adaptarse a los cambios y saber defender su postura con sólidos argumentos, de manera de poder convencer a los otros. 

MISIÓN.

Los profesionales que integran nuestra firma legal, tienen como misión la dedicación al asesoramiento legal de nuestros clientes (particulares y empresas), mediante un gran conocimiento de las leyes y, en función a ellas, trabajando informando a nuestros clientes sobre sus derechos y obligaciones en diferentes situaciones legales y procedimientos administrativos o judiciales, garantizándoles en el proceso una óptima defensa y asesoramiento, respondiendo siempre al cliente y sus intereses, colaborando a su vez con la búsqueda del bienestar social.

error: ¡Este contenido no puede ser copiado!