WeCreativez WhatsApp Support
Abogados disponibles
Hola, ¿En que podemos ayudarte?

Qué es el control concentrado y el control difuso de constitucionalidad

que-es-el-control-concentrado-y-el-control-difuso-de-constitucionalidad

El control de constitucionalidad alude a procedimientos que buscan asegurar que se cumplan los preceptos de la Ley Suprema, ya que la misma es de índole jurídica, es decir, que sus disposiciones son mandatos dirigidos a la conducta humana que pueden contravenirse, por lo que será necesario implementar remedios para los actos contrarios a ella.

Son dos los grandes sistemas de control constitucional: el político y el judicial. En el sistema político, la inconstitucionalidad la estudia un órgano que muchas veces juzga la conveniencia y oportunidad de invalidar un acto de autoridad. En cambio, el judicial busca una resolución objetiva sobre la conformidad de dicho acto con las normas constitucionales; por ello se le encarga a órganos imparciales, formados por juristas profesionales, y a un proceso –en el sentido más técnico y preciso–, cuyas formalidades salvaguardan la correcta resolución del asunto. Por eso el sistema judicial de control constitucional es el más difundido en la actualidad.

Sin entrar en detalles innecesarios ahora, digamos que hay dos clases de sistemas de control judicial de la constitucionalidad: el concentrado y el difuso.

Tradicionalmente, sólo los órganos jurisdiccionales federales, actuando en los procedimientos especiales para ello (juicio de amparo, controversia constitucional y acción de inconstitucionalidad, y a partir del 2007 los pertenecientes a la competencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación), podían estudiar si un determinado acto de autoridad se ajustaba a la Constitución; y esta competencia no le era permitida a los tribunales locales, e incluso tampoco a los federales que actuaban en procedimientos ordinarios. El control constitucional no lo compartían todos los tribunales, por lo que no podía decirse que nuestro sistema fuera difuso, pero tampoco lo tenía un solo órgano, de manera que no podía concebirse como estrictamente concentrado. Puesto que configuraba el control constitucional de una manera orgánica y procesalmente restringida –y a falta de un concepto medio entre ambos extremos–, se prefirió calificar al sistema mexicano como concentrado, como hizo la SCJN al pronunciarse en diversos casos de Derechos Humanos ante la Corte Interamericana.

Sin embargo, ya no existe la tradicional restricción para los tribunales ordinarios de estudiar la conformidad de las leyes a la Carta Magna, sino que todos deben fungir como garantes de la Constitución, pues nuestro sistema ahora se caracteriza por ser claramente mixto –como sucede actualmente en mayor o menor medida en la mayoría de los sistemas jurídicos latinoamericanos–, al poseer rasgos de naturaleza difusa, aunque tenga algunos elementos de carácter concentrado.

Este control es oficioso, de suerte que es responsabilidad de la judicatura ejercerlo, aun cuando las partes no lo hayan invocado. No obstante, es preciso expresar muy claramente que ello se da sin perjuicio alguno para la procedencia de los medios de control jurisdiccional habituales, como el juicio de amparo, la controversia constitucional y otros.

En consecuencia, un tribunal ordinario ya no puede excusarse de omitir analizar la constitucionalidad de una ley, pues no está sólo entre sus facultades, sino que constituye una de sus obligaciones primordiales, la cual debe cumplir incluso por propio impulso, aunque ninguna de las partes lo haya instado a hacerlo.

Para un mejor entendimiento de los Sistemas de control de Constitucionalidad judicial, es decir, el Concentrado y el Difuso, a continuación se describen las características principales de cada uno de ellos.

SISTEMA DE CONTROL JUDICIAL CONCENTRADO.

  • Encomendado a un solo órgano jurisdiccional con competencia especializada en materia constitucional, creado ex profeso para ello, y ningún otro tribunal puede resolver cuestiones constitucionales.
  • La resolución de inconstitucionalidad tiene efectos generales directos.
  • Cuando se analizan actos judiciales, el estudio de constitucionalidad se da siempre en un proceso distinto a aquel en que se originó el acto que se impugna.
  • Para ejercerlo, el tribunal debe ser instado especialmente, a través de la respectiva demanda que promueva la parte interesada.

SISTEMA DE CONTROL JUDICIAL DIFUSO.

  • Todos los órganos judiciales pueden ejercerlo.
  • Lo resuelto por el tribunal únicamente surte efectos directos entre las partes del proceso (aunque indirectamente, por su calidad de precedente, podría tener repercusiones en otros asuntos).
  • Cuando se analizan actos judiciales, el estudio de constitucionalidad se da dentro del mismo proceso en que se originó el acto que se impugna, aunque se trate de diversas instancias.
  • El tribunal puede ejercerlo oficiosamente dentro del proceso que ya inició, aunque las partes no hubieran invocado la irregularidad constitucional de que se trate.

Sentado lo anterior, es preciso resolver si dicho control difuso es de constitucionalidad o de convencionalidad. Esta cuestión lleva a considerar las normas jurídicas que deben servir de parámetro para ejercer este control de constitucionalidad. Lo cierto es que el control difuso sirve tanto a una como a otra cualidad, pues es un instrumento para ajustar los actos de autoridad a las disposiciones de la Constitución y a las de los tratados internacionales sobre derechos humanos.

La SCJN estableció que, en el ejercicio del control difuso, los tribunales mexicanos deberán considerar los siguientes elementos:

  1. Los derechos humanos consagrados en la Constitución y la jurisprudencia nacional a su respecto;
  2. Los derechos humanos previstos en tratados internacionales; y
  3. Los criterios de la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que precisen su significado.

Fuente: Libro “Metodología para la enseñanza de la reforma constitucional en Materia de Derechos Humanos” de Eduardo Ferrer Mac-Gregor y Rubén Sánchez Gil

FJAG.


Escríbenos, respondemos de inmediato

    Port Relacionados

    % Comentarios (3)

    Juan David Miranontes Flores

    Cual es la finalidad de hacer un artículo jurídico y no compartirlo con algún usuario que lo necesite? La idea de escribir y de publicar una nota en la red es con la finalidad de poder distribuir el conocimiento o poder compartir material que sirva como apoyo didáctico a otros usuarios. Desde mi punto de vista se me hace reprobable, hacer algo y limitarlo a los usuarios que visitan su página. Si quieren hacer un artículo que les genere costo o con fin de lucro, háganlo con la limitante de no poder visualizar más que el apartado de la descripción y es todo. Saludos cordiales, agente de ministerio público investigador.

    Buenos días Juan David Miranontes Flores, la finalidad es compartir el conocimiento, por lo cual nuestra página es pública y pueden acceder a ella en cualquier momento; pero si tu referencia es en cuanto a que no puede ser copiado y reproducido el contenido de los artículos, esto es porque representan horas estudio de los abogados de nuestra firma, por lo cual se protegen por derechos de autor.

    J. Ángel García A..

    El artículo es muy concreto, me gustó. Deja en principio de lado las extensas tesis doctrinarias; siendo por tanto muy comprensible su entendimiento.

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.