WeCreativez WhatsApp Support
Abogados disponibles
Hola, ¿En que podemos ayudarte?

¿Qué es la Legitimación?

que-es-la-legitimacion

Es uno de los términos más debatidos y más confusos del Derecho procesal. Es un precepto doctrinal fundamental, que es aplicable en todas las materias del derecho, por lo cual no seré especifico en relación de materia, sino en cuanto a el significado amplio.

La legitimación es un concepto que define la posibilidad de acceder a los Tribunales y las condiciones y circunstancias que permiten hacerlo, en función de la relación que se tiene con el objeto del procedimiento. Consiste en un derecho a la jurisdicción y en la facultad de accionar ante los Tribunales un determinado derecho, por lo que puede decirse que es la facultad de promover e intervenir en un proceso concreto como parte activa o pasiva.

En tal sentido guarda estrecha relación con la idea de capacidad, pero se diferencia de ella en que mientras la capacidad define las condiciones generales para intervenir en el proceso, la legitimación determina las condiciones necesarias para poder participar en un proceso concreto en atención al derecho material que se acciona. No constituye un presupuesto del derecho al proceso, sino un requisito de la acción que se ejercita en el proceso, que deriva de la titularidad de la acción que se reclama, pues, en definitiva, la legitimación se determina por esa titularidad.

La legitimación proviene de la relación del sujeto del proceso con el derecho material que se ejercita en él. De ahí que se trate de una cuestión que afecta al fondo del asunto debatido en el juicio y traspase la frontera de las condiciones procesales para actuar en él.

“LEGITIMATIO AD CAUSAM” Y “LEGITIMATIO AD PROCESUM”.

Ambos términos integran la denominación que tradicionalmente se ha dado a las dos manifestaciones de la legitimación, que se mantiene en la actualidad.

Simplificando su sentido, puede decirse que la legitimación ad causam es la facultad que corresponde al sujeto activar un proceso por la relación material que ostenta con el derecho que se ejercita, bien por ser titular del mismo, bien por estar habilitado para ejercitar el ajeno. La legitimación ad procesum, es la condición que debe reunir el sujeto anterior para ser parte en un determinado proceso. La parte no solo tiene que ser titular del derecho (legitimatio ad causam), sino que, además, tiene que encontrarse en condiciones de poder ejercitarlo (legitimatio ad procesum).

En ese sentido, la legitimación tiene una cierta similitud con la capacidad para ser parte y la capacidad procesal.

MODALIDADES DE LA LEGITIMACIÓN POR LA POSICIÓN PROCESAL DE LA PARTE

La legitimación puede ser:

a) ACTIVA, la que se refiere al actor o demandante del proceso.

b) PASIVA, la que se predica del demandado.

De ambas modalidades la que tiene especial interés es la activa, porque su ausencia puede determinar la desestimación de las pretensiones deducidas en el proceso. Quien ha de procurar ostentar la titularidad o la relación con el derecho que le autoriza a reclamarlo es el actor, pues si no tuviera esa cualidad, se desestimaría su pretensión. Mientras que la pasiva es secundaria, porque si el demandado carece de ella, porque no ostenta respecto al derecho que se acciona la situación jurídica que predica la demanda, se producirá su absolución, por no corresponderle jurídicamente realizar la prestación que se reclama en el proceso, al no estar dirigida la acción contra el obligado a cumplirla.

Atendiendo a lo anterior, la Ley determina quién ostenta legitimación en cada tipo de acción o derecho que se ejercita en un juicio concreto.

CLASES DE LEGITIMACIÓN POR LA RELACIÓN CON EL DERECHO QUE SE ACCIONA

Del texto legal se infiere que el derecho puede ejercitarlo en juicio su titular, como regla general. Pero también, excepcionalmente, la facultad de accionarlo se desplaza a terceros que no ostentan la titularidad del mismo, bien, porque se le atribuye legalmente esa facultad, bien, porque tiene interés legítimo. Cabe distinguir dos formas de legitimación procesal:

a) DIRECTA; Cuando lo acciona el titular. La legitimación se da, por norma general, para defender intereses “propios”, por lo tanto, las partes carecen de legitimación para defender intereses de otros, sean o no intervinientes en el proceso.

b) INDIRECTA O POR SUSTITUCIÓN, cuando lo ejercita quién no es su titular. Es aquélla legitimación que se reconoce a quien no siendo titular del derecho, se le faculta para que lo ejercite en nombre e interés del titular. Se denomina asimismo por sustitución, porque quien actúa el derecho sustituye a quien no puede o no le corresponde ejercitarlo por sí.

¿CÓMO PUEDE OPONERSE LA FALTA DE LEGITIMACIÓN?

La parte demandada que entienda que el demandante carece de legitimación habrá de exponerlo en la contestación a la demanda como excepción.

FJAG.

Port Relacionados

% Comentarios (2)

cual esel procedimiento para la legitimació?.

Buenos días Giselle, la legitimación no es un proceso en sí, sino una característica con la que deben contar las personas para tener o hacer valer un derecho.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: ¡Este contenido no puede ser copiado!